¿De qué manera debo almacenar la leche materna?

Publicado en10 Meses hace
Love0

Muchas veces nuestra cotidianidad nos exige extraer nuestra leche materna para alimentar a nuestro bebé en nuestra ausencia. Sin embargo, almacenar la leche materna es una tarea muy delicada y requiere de ciertos cuidados para que no se dañe o contamine. En este artículo te ofrecemos algunas recomendaciones útiles que puedes aplicar, siempre que consultes con tu médico tratante.


En principio, hay 3 condiciones básicas que debemos considerar a la hora de almacenar la leche materna:

  • El bebé debe ser sano, y nacidos a término, porque los niños que posean alguna condición de salud particular deben ser atendidos según las indicaciones de su médico.
  • La leche se debería estar almacenando para su uso en casa, y no en espacios como el hospital.
  • Los contenedores de leche deben haber sido lavados con agua caliente y jabón, para luego ser enjuagados hasta quitarles cualquier residuo.

¿Qué cantidad de leche materna debo almacenar?

En principio puedes almacenar entre 2 y 3 onzas, de tal manera que lo uses como una reserva para esos momentos en que lo necesites.

En la medida en que el bebé desarrolle sus hábitos alimenticios, podrás ir midiendo el consumo diario de leche, y podrás determinar la cantidad que debes almacenar para cubrir las necesidades del bebé y reducir al mínimo el desperdicio.

¿Puedo combinar leche materna de diferentes extracciones?

 

La respuesta es si; siempre y cuando cumplas con dos condiciones básicas:

  • Deben ser del mismo día.
  • Estén a la misma temperatura. (Una técnica sencilla es colocar los recipientes con leche en refrigerador y esperar a que se enfríen para que combinarlos sin problema)

Recuerda colocar la fecha de extracción y la cantidad de onzas en cada recipiente para que llevar un control de la vigencia de tu leche materna.

¿Cuánto tiempo dura la leche materna almacenada?

La conservación de la leche materna depende de varios factores como el tiempo y la temperatura, por ello te ofrecemos este cuadro que describe las diferentes situaciones.

Tipos de Leche Temperatura ambiente (25°C o menos) Refrigerador (4°C o menos) Congelador dentro de la nevera Congelador con puerta separado de la nevera Congelador comercial (-19°C)
Recién Extraida. > 4 – 6 horas. 3 – 5 Días. 2 Semanas. 3 – 4 Meses. 6 Meses o mas.
Descongelada en refrigerador, sin calentarla. Menos de 4 horas. 24 horas. Una vez descongelada no se puede volver a congelar. Una vez descongelada no se puede volver a congelar. No puede volverse a congelar.
Descongelada fuera del refrigerador, en agua caliente. Hasta que termina la toma. Lo que sobra debe desecharse. Menos de 4 horas. Una vez descongelada no se puede volver a congelar. Una vez descongelada no se puede volver a congelar. No puede volverse a congelar.
Descongelada a temperatura ambiente. Menos de 4 horas. Menos de 4 horas. Una vez descongelada no se puede volver a congelar. Una vez descongelada no se puede volver a congelar. No puede volverse a congelar.
La que sobra de la toma. Desechar. Desechar. Una vez descongelada no se puede volver a congelar. Una vez descongelada no se puede volver a congelar. No puede volverse a congelar.

¿Qué debo usar para almacenar la leche materna?

  • Envases de vidrio ó plástico duro que hayan sido esterilizados previamente.
  • Las bolsas especialmente diseñadas para el almacenamiento de la leche materna.
  • Si la leche será consumida en un lapso menor a 2 horas, puede usarse un biberón tradicional.

¿Cuál es la manera correcta de descongelar la leche materna?

  • Puedes sumergir el contenedor de leche en un envase con agua tibia-caliente.
  • No uses el microondas para calentarla.
  • No la coloques directamente al fuego de la cocina.
  • Puedes colocarlo en la refrigeradora y esperar que se descongele. Con este método, tienes 24 horas para usarla.
  • También puedes dejarla a temperatura ambiente. En este caso, tienes 4 horas para usarla.

Estos tips tienen la capacidad de incorporar o desechar ciertas consideraciones justificado en los factores particulares de cada una de nosotras, como por ejemplo; el feedback del bebé, las exigencias de nuestras rutinas diarias, o las recomendaciones de tu médico. En tal sentido, siempre es importante aplicar progresivamente estas recomendaciones, con atención a los resultados y de la mano de tu médico tratante.

Leave a Comment
Leave a Reply
Por favor inicie sesión para publicar un comentario.

Menú

WhatsApp

Mi cuenta

Create a free account to save loved items.

Iniciar sesión

Create a free account to use wishlists.

Iniciar sesión